História

El proyecto CERENID fue elaborado en primera instancia por la inquietud y constante preocupación del avance de la toxicomanía en Bolivia por parte de un grupo de personas residentes en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y apoyados por ADRA.

Cotidiano es ver a niños que deambulan por parques y calles de esta ciudad cruceña, la mayoría sumergidos en el vicio de la drogadicción. La inhalación de químicos como “thinner”, clefa, (terocal ), y otros, es su manera de “compensar” su situación de vida.

Es sabido que el curso de este proceder lleva a situaciones desastrosas para una sociedad que trata de superar su pobreza y salir al desarrollo, a menos que juntos tomemos decisiones que contrarresten y coadyuven a mejorar la situación.

CERENID, (Casa Escuela de RENovación Integral y Desarrollo) para los Niños en riesgo de Drogas, se encuentra ubicado a 90 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, (Carretera Antigua a Cochabamba), en una zona de montaña. CERENID es un proyecto de ADRA-Bolivia desde el año 1994 que empezaron las primeras construcciones para dar alumbramiento a CERENID Diciembre de 1996.

ADRA es una ONG Internacional, es una Agencia para el Desarrollo y Recursos Asistenciales, la cual está presente en más de 120 países.

Por diferentes razones, ADRA tomó la decisión de no dar continuidad al programa CERENID el pasado mes de octubre 2009.

La directora de CERENID solicitó a ADRA la AUTORIZACIÓN para que a través de la creación una Fundación sin Ánimo de Lucro, se pudiera dar continuidad al programa de ADRA, CERENID, el cual viene trabajando a favor del niño en situación de calle durante 13 años, los mismos que la directora de CERENID lleva trabajando en el mismo programa, y 5 años dirigiéndolo.

Es así, que se está dando lugar al nacimiento de esta NUEVA FUNDACIÓN LLAMADA “SION”, que es un nombre bíblico que se le llama a la “ciudad más gloriosa, la de la Nueva Jerusalén, la Ciudad Celestial”.

Creemos que los niños en situación de calle, con la ayuda de Dios y del programa de Educación y Formación Integral que CERENID les ofrece y brinda, pueden llegar a vivir vidas más dignas en su misma ciudad, con valores que les ayuden a desarrollar sus capacidades y hacer que lleguen a ser hombres de bien y con temor a Dios mediante el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo hasta que lleguemos a “la ciudad más gloriosa, a saber, la de la Patria Celestia,l”; de ahí, el nombre “SION”.